20 dic. 2010

Javier Reverte, un escritor que viaja

La actualización de hoy se la dedicaré a uno de los escritores de viajes que más admiro; Javier Reverte, un escritor licenciado en periodismo y filosofía que se considera, sobre todo, un escritor que viaja. Reverte mide el viaje a través de la escritura, de la necesidad de llevar sus experiencias al papel para darle una forma literaria enriquecida con naturalidad, humor y ternura. Dibuja los sitios, personajes, historias y rostros de un modo tan cálido que es fácil sentir que uno forma parte de la aventura.

Sobre África ha escrito una trilogía que comprende tres libros;  El sueño de África: En busca de los mitos blancos del continente negro (1998), Vagabundo en África (2000)  y Los caminos perdidos de África (2002). A través del diálogo mantenido con las personas que se ha encontrado a lo largo del camino que ha seguido en cada libro, Reverte se ha empapado de la cultura, historia, modo de vivir, y filosofía de vida de África. Para él, no hay mayor recurso para conocer que hablar con todo aquel con quien se encuentre.

La mirada de Reverte no es la de un turista que mira el mundo a través de la cámara, sino, la de un viajero que no se atiene a un itinerario preestablecido ni se apresura por las fechas de retorno a casa. Como aventurero que es, Reverte conserva la capacidad de sorprenderse, de rehuir de lo previsible, de estar atento para descubrir lo nuevo en aquello que ya ha sido mirado, “considerarse un pequeñísimo peso en el inmenso juego de equilibrios de la naturaleza” es el tipo de experiencia a la que apunta Reverte.

Dice que sus viajes son baratos porque viaja tres veces al precio de uno; mientras lo planea, durante el viaje en sí mismo y nuevamente al regreso, el momento de escribirlo y recordarlo. Aún pareciendo un proceso sencillo, su trabajo es laborioso. Primero, se documenta profundamente sobre las ciudades que va a visitar, tanto de la historia, la cultura, las tradiciones como de las características de la sociedad. Después realiza el viaje, sin prisas y abierto a cualquier acontecimiento inesperado, apuntando en un cuaderno del que no se separa en todo el viaje todo lo que sus ojos registran, los diálogos que mantiene, las emociones que le sugieren cada paisaje; todo cuanto siente y ve, en definitiva. Al volver a Madrid, combina sus experiencias directas con referencias históricas sobre las tierras que visita de las que se documentó antes de partir, explicando a través del pasado la situación del presente, además, traza paralelismos con las vivencias de otros escritores que pasaron por el mismo lugar.

Haciéndose llamar Martín y sin definir nunca el motivo de su viaje, Reverte se sumerge en cada ciudad que visita llevando únicamente una cámara de fotos, una mochila donde mete la ropa imprescindible, dinero repartido entre los bolsillos de la chaqueta y en la funda de la cámara, y un cuaderno y un bolígrafo. Reverte siempre viaja solo, así, tiene total  libertad de estar consigo mismo y de tomar todas las decisiones que forman el camino. Ese conocimiento de uno mismo y del otro abre la posibilidad de ser consciente de que lo fundamental se reduce a pocas cuestiones: gente que te quiera, un sitio para dormir y un plato de comida.

“Viajar es un acto de libertad, al igual que escribir es un modo de ser libre. El viajero busca lo que no imagina. Ningún lugar puede defraudar cuando se ha llegado a él guiado por la emoción. Y esa misma emoción es la que lo lleva a seguir buscando nuevos caminos y nuevas personas para conocer y crecer. Al fin de cuentas, de eso se trata viajar.” 

18 dic. 2010

Nuevas Tipologías Turísticas

Haciendo honor al nombre del blog, la actualización de hoy la dedicaré a analizar las nuevas prácticas turísticas que están emergiendo en el mercado. Del turismo de sol y playa, el rural, el cultural, el activo, el náutico y el ecoturismo cada vez sabemos más pero,  ¿Qué conocemos acerca del turismo solidario, necrológico o el nudista, por ejemplo? Estas nuevas tipologías reactivan el territorio, crean nuevas empresas, suscitan cada vez más el interés de los viajeros, y, se hacen siguiendo un desarrollo sostenible en el territorio.
El turista que viaja hoy en día busca calidad, quiere consumir sin malgastar. Dispone de más información y por ello exige más a las ofertas que se le propone. Es más culto y tiene más inquietudes que satisfacer. Es un turista que quiere establecer relaciones con la sociedad a la que visita, no desea verlo todo desde un autobús turístico. Es un turista susceptible de ser tentado por las siguientes tipologías turísticas que aparecen como alternativas. 


Una de las tipologías turísticas que emergen desde el siglo XX es el Turismo Solidario, un turismo altruista que acerca al viajero a una población concreta en la que éste se implica de manera responsable, tolerante, ayudando a cambio de nada a través de fuentes de ayuda o proyectos de desarrollo. Una de las empresas más relevantes que ofrece esta tipología es "Turismo Solidario y Sostenible", iniciativa promovida por la Fundación Cultural Banesto con el objetivo de contribuir al desarrollo de África y Latinoamérica a través del apoyo a la mujer empresaria y su entorno local en el sector del turismo.

La tumba de Louis Visconti, arquitecto del Louvre, en Père- Lachaise, París. 
Otra tipología que incrementa en popu- laridad es la del Turismo Ne- crológico, que se define como aquella que realiza un viajero con el fin de realizar rutas por uno o varios cemen- terios.

Actualmente no crea un flujo turístico propio, sino que se vende como complemento de atracción. No obstante, en Estados Unidos hay agencias de viajes especializadas en esta tipología turística controvertida que divide a la sociedad entre los que creen que es una falta de respeto y los que buscan romper con la creencia de que los cementerios son lugares tenebrosos pues el valor artístico, social y cultural de éstos es un atractivo importante que pretende dar a conocer diferentes aspectos de la ciudad donde se ubican, y además, permite visitar la tumba de personajes populares que allí descansan.   

Cementerio Highgate, Londres
Entre los cementerios más conocidos que recibe en torno a dos millones de visitas al año encontramos el cementerio del Père- Lachaise de París. Entre 70.000 tumbas que se enmarcan en un frondoso entorno natural rodeado de 5.300 árboles, descansan personajes relevantes como Jim Morrison, Oscar Wilde, Víctor Hugo, Marcel Proust y Simone de Beauvoir.

Otro cementerio popular es el de Highgate en Londres, hogar donde descansan personajes ilustres como el filósofo Karl Marx. La arquitectura neogótica rodeada de grandes zonas verdes en sus avenidas y calles, hacen de los cementerios verdaderas rutas turísticas que merece la pena visitar.

Otra tipología de la que hablaremos hoy es del Turismo Naturista, un turismo que implica tener una mente abierta y una disposición de vivir en completa armonía con la naturaleza y con las demás personas que te acompañen durante el viaje.


La  Federación Internacional de Naturistas la entiende como una filosofía de vida que busca la armonía con la naturaleza, caracterizado por la práctica del desnudo en común con la intención de favorecer el respeto por uno mismo, por los demás y por el medio ambiente. Esta Federación agrupa a 32 países de todo el mundo que se encargan de concertar encuentros, actos, talleres, conferencias y actividades relacionadas con este movimiento.

En Europa se contemplan aproximadamente 30 millones de practicantes posibles del turismo nudista. Algunos países, con motivo de las condiciones climáticas y las legislaciones, frenan esta tipología turística. Francia y Grecia son los países con mayor experiencia en esta tipología, seguidos de España y Croacia que les siguen en menor medida. En España, aproximadamente 30.000 personas lo practican, existen 400 playas 40 centros privados que lo dinamizan.


11 dic. 2010

China, un futuro rival difícil de destronar

Dibujo chino
Según la Organización Mundial del Turismo, el país con más visitas mundiales en la actualidad es Francia seguido de Estados Unidos, España, China, Italia, Reino Unido, Turquía, Alemania, Malasia y Méjico en décimo lugar.

No obstante, se prevé que sea China quien le arrebate el tercer puesto a España. Gracias a los grandes esfuerzos del país asiático que ha conseguido posicionar al turismo entre las prioridades de su economía, se abre a los mercados internacionales con un turismo que inspira mística oriental, paz, tranquilidad, magia y una filosofía de vida completamente diferente a la occidental. Supone para España un nuevo desafío, tal y como lo supuso los Estados Unidos en el 2008 al arrebatarle el segundo puesto del ranking.  

Río Li, China
¿En qué se basa el crecimiento turístico en China?
Primordialmente, en la innovación tecnológica. Esta meta se basa, por ejemplo, en el sector hotelero en una tecnología que motiva estan- cias más cómodas para los huéspedes cuidando hasta el último detalle de los aparatos eléctricos que puedan reque- rir. Entre los avances, se encuentra la creación de relojes alarmas que despiertan al turista a través del aumento acentuado de la luz de la habitación, en lugar de un simple timbre.

Un factor determinante que ha permitido una focalización de la industria china en el turismo proviene del trato de nación más favorecida en los tratados comerciales entre China y Estados Unidos, los cuales han permitido el ingreso de las manufacturas chinas a través de las aduanas como si fueran fabricadas en territorio norteamericano. Asimismo, en la Unión Europea, China encuentra un gran aliado pues desde 2004 la Unión Europea es el principal socio comercial de China, quien a su vez es segundo socio comercial de la UE.

La Gran Muralla China, una de las siete maravillas del mundo
¿Qué tiene China?
Además de ser el país más poblado del mundo con más de 1.300 millones de habitantes, que supone la quinta parte de la población mundial en una superficie de 9,6 millones de kilómetros cuadrados que ocupa el tercer lugar en extensión en el mundo, cuenta con una variada topografía, clima y diversidad de montañas y cordilleras, planicies, cuencas, cerros y más de 2.000 lagos. Su capital es Pekín y la ciudad más poblada del país es Shanghái, que, junto a Hong Kong, son las tres ciudades más relevantes del país.

Como uno de los países más antiguos del mundo, China cuenta con una historia de más de 5000 años divididos en veinticuatro dinastías. Entre sus monumentos, encontramos el siguiente top de lugares de interés, en el que puedes pinchar en cada uno para conocerlos mejor:

           Gran Muralla
  Potala

Palacio de Potala, Lahsa
 Los motivos del viaje a China van desde descubrir un país con una riqueza cultural y un exotismo único a buscar una oportunidad laboral o tratar de aprender el idioma más hablado, en cuanto a cantidad de personas, en el mundo.

La gran extensión territorial de la República Popular China tiene como consecuencia la presencia en el Estado actual de una gran diversidad cultural. Tras la fundación de la República Popular en 1949, se adoptó una política oficial de reconocimiento de minorías culturales, reconociéndose la existencia de 56 grupos étnicos en China. Las religiones predominantes de China son el budismo, el taoísmo, el confucianismo y la religión tradicional china que conviven en un clima de paz, tolerancia y armonía. En el plano artístico, en China han tenido gran importancia histórica la pintura, en especial la representación de paisajes, la caligrafía, y la poesía como género literario.


Combinando la armonía de la naturaleza, la tranquilidad de la cultura, de la religión y las expresiones artísticas, con el constante trabajo, la innovación, y la tecnología, China se convierte en un destino difícil de destronar, siendo más fácil aprender de él.

9 dic. 2010

Buscar la tierra de las oportunidades


El turismo se cuela diariamente por una de las ventanas más acogedoras de cada casa, lo hace para mostrar a través de diferentes programas de viajes la vida de numerosas personas que un buen día decidieron probar suerte en un lugar diferente al de su origen. Entre los programas televisivos más populares encontramos Andaluces o Españoles por el Mundo que indagan un poco más en la vida de las personas a las que entrevista que, por ejemplo, Callejeros viajeros que presenta una perspectiva algo alocada de la ciudad intercambiando planos de la ciudad con los de los entrevistados de forma rápida y continua.

En estos programas de viaje cada protagonista habla de la vida que lleva en la ciudad en la que se encuentra, de su lugar de trabajo, su oficio, su casa, su barrio, lo típico de la ciudad, los puntos de interés de la ciudad, las diferencias del país con respecto a España.., y explica las circunstancias que le hicieron llegar allí; una relación de pareja, una oportunidad laboral, una beca de movilidad internacional…, abriendo una ventana a todos aquellos que quieren probar suerte en un país diferente al que se encuentran pero no para ser un turista, sino para camuflarse entre la gente siendo uno más.

30 nov. 2010

It´s up to you, New York, New York

 ¿Qué tiene Nueva York?
 
Panorámica de la ciudad de Nueva York
Si hoy nos detenemos a ha- blar de la ciudad de Nueva York hemos de recurrir al  apelativo de la gran man- zana, una cariñosa denomina- ción que le atribuyeron los músicos de jazz pues decían que aunque hay muchas manzanas en el árbol aquel que cogiese Nueva York cogería la gran manzana.
Nueva York es una ciudad compuesta por cinco distri- tos: Bronx, Brooklyn, Manhattan, Queens y Staten Island en los cuales se exhiben múltiples banderas americanas que ahondan en un patriotismo sin límites. Para hablar de esta cosmopolita y polifacética ciudad hemos de observar la grandeza de los aproximadamente cuatro mil quinientos rascacielos que tienen cabida en Nueva York, así entenderemos el esplendor de la ciudad que dicen que nunca duerme. Tal y como lo demuestran los carteles publicitarios de Times Square que acogen destellando a todo aquel que los contemple a cualquier hora.

Hablar de Nueva York es hacerlo de movimientos culturales que recogen todas las artes como el renacimiento de Harlem, por ejemplo, y también de importantes directores como el neurótico Woody Allen o Martin Scorsese, quienes han propiciado que Nueva York se haya convertido en el segundo centro de producción cinematográfica después de Hollywood. Escenario que nos han dejado míticas escenas como la de King Kong sobre el Empire State Building.
Parque Central
En Nueva York todo es a lo grande, hasta la fe por Dios. Es el lugar en el que las misas gospel entremezclan la re- ligión con la emoción y la música dando un efecto desbastador que convierte un acto rutinario como es el de ir a misa, en pura devoción.
El contraste es un buen término para definir la ciudad de Nueva York. Los latinos, italianos y chinos, por ejemplo, tienen asegurado su pequeño hueco en esta ciudad en la que hay barrios exclusivos para cada uno. En la Pequeña Italia puedes degustar las mejores pizzas de Italia o disfrutar de las mejores gangas en el Barrio Chino.
Toda clase de razas y culturas conviven en Nueva York pues esta siempre ha acogido a los extranjeros con los brazos abiertos, de ahí la denominación de “la tierra de las oportunidades”. Esta diversidad cultural está homenajeada en el Museo de la Inmigración Ellis Island. Otra muestra de contraste que encaja dándole armonía a la ciudad es la ubicación de la gótica Catedral de San Patricio de 1865 que se encuentra en la Quinta Avenida –la calle de las compras por excelencia- entre innovadores rascacielos. 

Puente de Brooklyn
El miedo al rechazo no tiene cabida en esta ciudad donde numerosos homosexuales exhiben orgullosos sus banderas gays a la entrada de sus casas mientras los neoyorquinos caminan a paso acelerado sin detener la vista en esto y cruzan los pasos de cebra, -muchas ejecutivas con trajes de chaqueta y botines y un café para llevar en la mano- mientras la señal de color verde del semáforo WALK les incita a apresurar sus  movimientos. Prisa que contrarresta el Puente de Brooklyn donde miles de neoyorquinos pasean tranquilamente a sus mascotas, o se despejan en el grandioso Parque Central de Nueva York donde puedes respirar el aire más puro de la ciudad mientras asistes a un partido de rugby americano, aunque siempre es aconsejable acercarse hasta el grandioso estado deportivo Madison Square Garden.

En Nueva York no faltan las inauguraciones de bares, discotecas y restaurantes diarios donde puedes pedir una copa o un refresco de un tamaño pequeño que en España equivale a uno extragrande o un postre que no venga acompañado por nata que disimule su tamaño. Hablar de Nueva York es hacerlo de la cuna de la economía mundial de Wall Street donde está La Bolsa y la Reserva Federal, de monumentos emblemáticos como la Estatua de la Libertad –regalo de Francia para conmemorar el centenario de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos, estatua que también alberga París junto al río Sena una réplica de menor tamaño- , del Empire State Building -que desde los atentados del 11S se convirtió en el rascacielos más alto de Nueva York-, del World Trade Center que se encuentra en reconstrucción tras los ataques, del edificio Chrysler, de La Plancha que es  el edificio más antiguo de la ciudad Nueva York.

Times Square
Las obras de teatro y musicales tienen un sitio especial en Broadway donde puedes asistir a los últimos estrenos o a los clásicos como el musical de la Bella y la Bestia aún en cartelera en  teatros como el Radio City Music Hall ubicado en el complejo comercial de Rockefeller Center que consta de diecinueve edificios comerciales donde si vas en invierno puedes patinar en la pista de patinaje sobre hielo mientras observas el gran abeto de navidad con multitud de Santa Claus alrededor cantando villancicos, marco de unas auténticas navidades blancas. 

Ya lo decía Frank Sinatra, It´s up to you, New York, New York.



O Alicia Keys junto a Jay- Z "there´s nothing you can´t do... big lights will inspire you..."


20 nov. 2010

Contando experiencias... hasta el final

Para cerrar finalmente el capítulo de los cruceros, he de hacer antes hincapié en unos pequeños consejos previos al viaje. Personalmente creo que hacer un crucero es una de las formas más económicas y prácticas de conocer diferentes países, pero, generalmente, sólo hay tiempo para visitar y fotografiar los sitios más celebres de las ciudades, apenas tienes tiempo de adentrarte en la cultura del sitio, degustar los platos típicos, conocer la gente de la ciudad en la que te encuentras, y de visitar los sitios peculiares de cada lugar (no los que tengan más afluencia turística).

Carátula de la película:
Si hoy es martes, esto es Bélgica
 Para paliar esto, una buena forma de conocer las ciudades es contratar una excursión para que un guía turístico del crucero te presente la ciudad, así te enteras de la historia y las curiosidades que generalmente desconoces de las ciudades que visitas, conocimiento que disminuye el efecto de sentirte como los protagonistas de la película: Si hoy es Martes, esto es Bélgica (la cual te recomiendo), y no tienes que controlar regularmente la distancia que hay entre el punto en el que estás respecto al puerto ya que ellos están acostumbradísimos a la ruta y no se despistan en ningún momento.

Los camarotes del barco son totalmente seguros, puedes dejar todas tus pertenencias sin problemas, no obstante, repito, no hay que tentar a nadie, llévate lo necesario. En cuanto al dinero, intenta llevar billetes pequeños para no tener problemas con el cambio. En todos los barcos de crucero hay un servicio médico así que no hace falta que te lleves pastillas para el mareo o para otra dolencia común, allí te las suministrarán sin problemas.

17 nov. 2010

Contando experiencias... La Goulette - Sidi Bou Said

La Goulette es una ciudad situada al norte de la costa mediterránea africana, en Túnez. Fenicios, romanos, judíos y árabes son algunos de los pueblos que se establecieron en las costas del norte y sur del país, a los que se les sumaron los musulmanes de España y los turcos otomanos teniendo como consecuencia de tal  riqueza cultural patente en las relaciones comerciales entre diferentes países la mente tan abierta y tolerante que tienen los tunecinos. 

Artesanía de Túnez
Cuando bajes del barco y pises el suelo de la República Tunecina verás,  probablemente, durante el camino hasta la puerta de salida del puerto a tunecinos con camellos a un lado esperando a que te subas encima de éstos para hacerte una foto. Al igual que sujetar la torre de Pisa en Pisa, subirse a un camello en Túnez constituye un marco típico. Cuando salgas del puerto encontrarás una fila enorme de taxistas exaltados por conseguir que te subas en sus taxis. No te asustes, los tunecinos están encantados en recibir turistas, por eso se desviven así. El precio del traslado se pacta antes de subir al taxi, siendo en esta ciudad muy común el regateo, sólo cuando vean que no estás por la labor de pagar más del precio que tú les digas, cederán. Los taxistas resultan interesantes como guías turísticos de la ciudad y por un precio muy económico pueden enseñarte todo lo que alberga la ciudad. Seguramente ellos se ofrecerán a acompañarte durante el viaje, sino, puedes preguntarles, te asguro que estarán más que encantados. Aunque te llevarán a las tiendas en las que ellos se lleven una comisión por las compras que realices durante el viaje, y a las típicas trampas turísticas en las que un turista a veces cae sin remedio, pueden quitarte de encima a comerciantes tunecinos muy pesados cumpliendo la función de taxista, guía turístico y guardaespalda.

La religión que predomina en Túnez es la musulmana, aunque existen minorías judías y católicas. Los pilares del Islam se basan en la creencia de que no hay quien merezca culto salvo Alá y que Mahoma es su mensajero, en rezar cinco oraciones diarias en dirección a La Meca -motivo por el cual les verás de cuando en cuando rezando en cualquier lugar-, en el pago del azaque, en la abstención de comer hasta el anochecer durante el Ramadán y en peregrinar a La Meca una vez en la vida. Verás que algunas mujeres musulmanas se tapan el pelo con un hiyab pues consideran que su visión de belleza radica en el pelo, e incluso algunas de ellas –un número muy reducido-  llevan un burqa; una prenda no exenta de controversia que se ve como una ofrenda a Alá o un símbolo de la opresión a la mujer.

Mezquita Djamaa ez-Zitouna
Como monumentos típicos en Túnez se encuentra el anfiteatro del El Jem, que es el mayor anfiteatro romano de África y constituye uno de los ejemplos de la ocupación de Túnez por parte del Imperio Romano, la Gran Mezquita Djamaa ez-Zitouna –si te interesa entrar en una mezquita, puedes hacerlo, pero si eres mujer has de cubrirte el pelo y llevar una camiseta de mangas cortas y pantalones o falda larga -, la galería de pintura Galeria Blel o el Club Tahar Hadad. También merece la pena pasarse por la calle de la Kasbah, una de las más transitadas que atraviesa la medina de este a oeste, desde la Plaza de la Victoria hasta la Plaza de la Kasbah. Es una calle muy larga y laberíntica, abarrotada de gente y de comerciantes tunecinos, los cuales son muy cordiales y simpáticos, pero a veces pueden resultar agotadores pues tardan mucho en aceptar un “no” por respuesta. 

Calle de Sidi Bou Said
Si dispones de tiempo, te aconsejo visitar Sidi Bou Said, un idílico pueblo costero situado a 20 kilómetros de Túnez que destaca porque las casas son de color blanco menos las puertas, ventanas y rejas que están pintadas de celeste que parece un pequeño pueblo griego én Túnez.  Estos colores tan peculiares datan su historia de 1920  año en el Rodolphe d´Erlanger aprobó una ley que obligaba a todos los habitantes de la localidad a pintar y mantener sus casas de color blanco, menos las puertas, ventanas y rejas que tenían que ser de color azul claro. La mejor forma de visitar este encantador pueblo es paseando por las calles del pueblo y asomándote en cada mirador que permite ver la costa tunecina. También puedes aprovechar la ocasión para hacer unas compras, ya que  encontrarás cosas interesantes y muy baratas como cerámicas, jaulas de pájaros (fíjate en el avión de vuelta  la cantidad de personas que transportan una jaula con lo cómodo que resulta hacerlo en un avión clase turista), fotografías, y demás objetos y/o souvenirs. 

Como monumentos puedes visitar el Dar Annabi, la mezquita-Zaouia de Sidi Bou Said y el Palacio del Barón Erlanger, los cuales te aseguro que te dejarán con ganas de conocer con más profundidad este bello continente con una riqueza cultural embriagadora.

14 nov. 2010

Contando experiencias... Nápoles- Pompeya

Nápoles es la ciudad de la región de Camparia y de la provincia de Nápoles. Tiene una grande riqueza histórica, artística, cultural y gastronómica que ha llevado a la Uncesco a declarar su centro histórico Patrimonio de la Humanidad. No obstante, no es oro todo lo que reluce. En las últimas décadas son numerosos los casos de crimen organizado y mafias que han saltado a los medios de comunicación constituyendo un importante freno para el turismo de la ciudad y su desarrollo económico y social. Por otra parte, la basura que se acumula en la ciudad de Nápoles y la falta de cuidado patente en sus monumentos, alrededores y calles, la desfavorecen, por ello, La Comisión Europa ha advertido a Italia que ha de retirar las 2.400 toneladas de basura que se han apilado en las calles de Nápoles inmediatamente.

Castillo del Huevo
Aun desmejorando estos problemas la ciudad de Nápoles, ésta sigue reluciendo por su centro histórico, particularmente por sus castillos. Cerca del puerto se encuentra El Castillo del Huevo que se denomina así porque, según la leyenda, Virgilio escondió en el interior de éste un huevo que soportaba  la estructura del edificio, y que, si se rompía provocaría el hundimiento de la fortaleza. Cerca de  éste se encuentra el Castillo Maschio Angioino construido entre 1279 y 1282 por Carlos I de Anjou, todo un récord, siendo el palacio real de su dinastía.

También destaca la Catedral de Nápoles que data del S. XIII y posee diversos estilos arquitectónicos: la fachada neogótica del Purismo italiano del siglo XIX, puertas góticas y la sala principal barroca donde se encuentra la capilla del tesoro que posee la estatua de San Genaro -patrón de Nápoles- y otras 51 estatuas de plata. Como curiosidad, en la capilla están recogidas cápsulas que contienen la sangre de San Genaro y cada 19 de septiembre -aniversario de la muerte del santo- la sangre se licúa. Milagro que atrae a miles de fieles anualmente. También encontramos el Palacio de Capodimonte, sede de una de las pinacotecas más importantes de Italia, la Iglesia de San Domenico Maggiore que contiene rasgos de estilo barroco del siglo XVII, y de estilo neogótico del siglo XIX,  la Basilica di Santa Maria del Carmine Maggiore ubicada donde ocurrió la revuelta de Masaniello en 1647 durante la cual se dice que un proyectil entró en la iglesia directo contra la cruz de Cristo, pero que Jesús cambió el curso del disparo, dañando solo la corona de espinas, teniendo lugar de este modo el segundo milagro en la ciudad de Nápoles. 

Piazza del Plebiscito
También puedes visitar la  Plaza Plebiscito donde se encuentran el Palacio Real y el Teatro San Carlo y se erigen la estatua de Carlos III y la de Fernando I que conmemora el regreso al poder de la Casa de Borbón, tras la ocupación napoleónica y el gobierno de Murat. Aquí se encuentra también la impresionante Basílica de San Francisco de Paula de 53 metros de altura, 38 columnas dóricas y un pronao monumental enfrentado al Palacio Real, y, si te apetece dar hacer unas compras tras tantas visitas monumentales, puedes visitar la Galería Umberto I que es un punto de comercio celebre en Nápoles. Nápoles es un interesante punto de partida hacia otros destinos cercanos como Pompeya, el Palacio Real de Caserta, las islas de Capri e Ischia o la Costa Amalfitana.

Calle de Pompeya
Recomiendo visitar  la ciudad de Pompeya. Ciudad de la Antigua Roma que fue enterrada por la violenta erupción del Vesubio el 24 de agosto del año 79 d. C. –volcán que también terminó con la ciudad de Herculano- . La ciudad ofrece un relato único de la historia de los romanos del siglo I donde puedes hacerte una nítida idea de cómo vivían. Entre todos los restos que alberga la ciudad, son relevantes el foro; centro de la ciudad donde se albergaba el comercio de la época, los templos entre los que destacan el de Júpiter, el de Venus y el de Apolo, el jardín de los fugitivos con restos de las víctimas del Vesubio, el Macellum; mercado donde se preparaba la pesca, las termas Estabianas, el edificio de Eumaquía donde tintoreros y lavanderos realizaban sus labores, la Basílica que era a sede de la justicia, los teatros (el grande, el pequeño y el anfiteatro), la Palestra Samnita y la Grande donde se realizaban actividades deportivas y de ocio, y las residencias de los habitantes desde las más lujosas como la casa del Fauno hasta las más comunes como las ínsulas; casas de cinco o más plantas, estrechas, con altas escaleras y ventanas a la calle, y el Lupanar (prostíbulo romano) en donde las paredes se encuentran decoradas con diversos frescos eróticos.  No te pierdas el testimonio único que esta pequeña ciudad alberga, una imagen fiel de lo que la Antigua Roma fue.

12 nov. 2010

Contando experiencias... Civitavecchia- Roma- Ciudad del Vaticano

La creación de Adán, Miguel Ángel
Civitavecchia (ciudad vieja) es un pueblo y un municipio de la provincia de Roma ubicado en la región del centro de Italia llamada Lacio que se encuentra a 80 kilómetros de Roma. La economía de Civitavecchia depende en gran parte de la actividad que se genera de las visitas de los cruceros y ferries, recibe así más de dos millones de turistas por año.
Los lugares más relevantes que se encuentran en Civitavecchia son la Rocca; un castillo  reconstruido por el papa Sixto V en el siglo XV al que se le ha añadido un Palacio Apostólico, la catedral de San Francisco de Asís de estilo barroco y neoclásico del siglo XVIII, y el macizo Fuerte de Miguel Ángel; un edificio erigido sobre una antigua construcción romana.
Tras un paseo por esta ciudad llena de encanto visitaremos Roma. Cuna de historia, de maestros escultores, pintores y arquitectos como Miguel Ángel, Rafael, Tiziano, Bernini y Caravaggio, entre otros. La ciudad surgió a mediados de siglo VIII a. C. y fue germen de la República y el Imperio romano. Su importancia histórica es indiscutible, por cada calle que pasees encontrarás ruinas arqueológicas que constituyen fragmentos de historia. Por ello se la considera la cuna por excelencia de la civilización de Occidente. 

Hablar de Roma es hablar de historia, de siglos y siglos de tradiciones, de leyendas, de formas de vida que se han conseguido descifrar a través de los restos arqueológicos que alberga. No hay calle en Roma donde no haya un legado histórico, por ello, caminar por Roma es como caminar en un museo al aire libre. La extraordinaria planificación urbanística con la que se concibió la ciudad hace que los monumentos se encuentren muy próximos entre sí. Entre los lugares que no debes perderte se encuentra El Foro Romano, zona de donde se partió para la construcción de la ciudad de Roma y en la que tenían lugar la actividad comercial y de negocios. Es aquí donde se rendía culto a la religión y se administraba la justicia.


Coliseo de Roma
Muy próximo a éste se encuentra el Coliseo de Roma, un gran anfiteatro de la época del Imperio romano construido en el siglo I donde  tenían lugar las luchas entre gladiadores y diversos espectáculos públicos. A su alrededor suele haber actores disfrazados de romanos que por un precio algo desorbitado se hacen una foto contigo (con tu cámara, claro), si les pillas desprevenidos puedes hacerles una foto, aunque no me hago cargo de las consecuencias… Cercano al Coliseo encontramos el Arco de Constantino que conmemora la victoria de Constantino frente al emperador Majencio en la batalla del Puente Milvio. También es famoso el Arco de Tito mandado construir por Domiciano en el año 81 d.C. para conmemorar la victoria de su hermano Tito y su padre Vespasiano en Judea. Seguramente conocerás La Fontana de Trevi, una grandiosa fuente barroca situada en el cruce de tres calles marcando el punto final del Aqua Virgo, uno de los antiguos acueductos que suministraban agua a Roma. En ella se encuentras estatuas de notable relevancia como las estatuas de la Abundancia y la Salubridad esculpidas por Filippo Della Valle, las esculturas planas de Agripa y Trivia por Giuseppe Pannini, y la de Neptuno domando a los hipocampos de Pietro Bracci. Asimismo, te aconsejo que visites El  Panteón de Roma, un templo circular del año 27 a.C. construido como ofrenda a los dioses que se mantiene en unas condiciones magníficas. Lo más característico del Panteón es su cúpula que está decorada en el interior con cinco filas de casetones, que decrecen en tamaño hacia el centro, donde está perforada por un óculo de 8,9 m de diámetro. Esta ventana circular permanece siempre abierta, por ella entra la única luz que alumbra el Panteón, e incluso la lluvia –el pavimento cuenta con desagües que la evacuan- .

Es característica de Roma la Plaza de España, una de las plazas más famosas de Roma regalada por Fernando el Católico donde se encuentra una grandiosa escalinata rodeada de flores. A los pies de la escalinata se halla la Fontana della Barcaccia, obra de Pietro Bernini, y ésta sube hasta la Iglesia de Trinità dei Monti, combinándose estos tres elementos en un precioso marco. También he de señalar el Monumento a Víctor Manuel II ubicado entre la Piazza Venezia y la Colonia Capitolina. Construido completamente en mármol blanco, dispone de varias fuentes y esculturas del rey Victor Manuel y dos estatuas de la diosa Victoria.

El Vaticano

Por último, en el oeste de Roma se encuentra la Ciudad del Vaticano, un estado indepen-diente y soberano que alberga la Santa Sede papal. Desde la desa-parición de la basílica constantiniana hasta la conclusión de la Basílica de San Pedro transcurrieron más de 150 años. Un período de tiempo que ha posibilitado que se reconozca la evolución de la historia del pensamiento y del arte en éste asombroso edificio que reunió a impresionantes artistas como Bramante, Rafael Sanzio, Antonio da Sangallo el Joven, Bernini y a Miguel Ángel, éste último fue quien retomó el proyecto de cruz griega de Bramante y diseñó la famosa cúpula de la basílica.  
La Basílica de San Pedro posee una capacidad para 20.000 fieles. Mide unos 190 metros de largo, el ancho de las tres naves es de 58 metros, y cada nave central tiene 45,50 metros de altura. El interior de la basílica custodia importantes obras de arte como el Baldaquino de Bernini y la estatua de la Piedad de Miguel Ángel, además de la tumba de San Pedro.  

Como puedes leer entrelíneas, once horas no dan para poder visitar con detenimiento Civitavecchia, Roma y el Vaticano, por ello, haber visitado estos monumentales lugares durante un crucero no es excusa para repetir la experiencia.