11 nov. 2010

Contando experiencias.... Livorno- Pisa Florencia

Hoy visitaremos tres ciudades de uno de mis países preferidos: Italia. Si no estás acostumbrado a viajar fuera de España, estoy segura de que en estas tres ciudades te sentirás como en casa puesto que, además de hablar igual de alto que los españoles (sólo que, si me permitís, en un tono más melódico) se parecen físicamente a nosotros y les gusta, al igual que a nosotros, la buena comida como es la pizza, la pasta o los helados. Si contratas una excursión con Pullmantur, harás una combinación de viajes que te conduzcan hacia Pisa y Livorno, sino, el autobús de Oceanic te acercará hasta Florencia, donde te aseguro que las once horas y media que pases se te harán escasas entre tanta oferta que visitar. 
 

Estadio Armando Picchi, Livorno

Comenzaremos la visita hablando de  Livorno, ciudad situada en la Toscana. Livorno nació como un pequeño pueblo de pescado- res que vio la luz del crecimiento económico con la llegada de los Médici en el Renacimiento con importan- tes concesiones en el siglo XVI, pero no fue hasta el gobierno de Leopoldo II en el siglo XVIII cuando se abrió al comercio exterior. Livorno es famosa por su pasión por el deporte. Es el hogar de clubes de baloncesto y rugby muy populares, pero, al igual que en España, el deporte que tiene más fama es el fútbol, cuyo equipo AS Livorno Calcio con más de 80 años de historia procede del Estado Armando Picchi. 

De Pisa seguramente conocerás la famosa Torre de Pisa de 58 metros de altura que sufre la característica inclinación, ¿Te resistes a hacerte una foto sujetándola?

Piazza dei Miracoli, Pisa
Además de la Torre de Pisa que se ubica en la Piazza dei Miracoli, también se en- cuentra en ésta misma plaza la catedral de Pisa construida en mármol entre los años 1064 y 1118 en estilo románico pisano, con un portal en bronce de Bonanno Pisano y el púlpito de Giovanni Pisano.  Es un rasgo característico de Pisa la cantidad de torres inclinadas que hay a lo largo de la ciudad como el campanario de la iglesia de San Nicola, y el de la iglesia de San Michele degli Scalzi, por ejemplo. Aunque cojas toda la comida que puedas del barco y la envuelvas en papel de plata para guardarla en una mochila y evitar así gastarte dinero en las excursiones, te aconsejo que pruebes un helado italiano. Fue en la Baja Edad Media italiana cuándo y dónde el helado tomó carácter de naturaleza en Europa; Marco Polo en el siglo XIII al regresar de sus viajes a Oriente, trajo varias recetas de postres helados que se usaban por aquel entonces en Asia que acabaron implantándose en las cortes italianas siendo finalmente exportados por todo el mundo.  

Piazza del Duomo, Florencia
En Florencia, la última ciudad que vamos a recorrer, también encontra- mos inclinado el campanario de la catedral ubicado en la Piazza del Duomo. El motivo de tal inclinación es la naturaleza pantanosa del terreno sobre el que está situada la ciudad, que en muchos casos cede y se asienta con el peso de estas edificaciones. Florencia se sitúa al norte de la región central de Italia, es la capital y la ciudad más poblada de la región de Toscana. Fue capital de Italia entre 1865 y 1871 durante la Unificación italiana, incluso en la Edad Media fue un importante centro cultural y económico. Su centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1982, y en él destacan obras medievales y renacentistas como la cúpula de Santa María del Fiore, el Ponte Vecchio, la Basílica de Santa Cruz, el Palazzo Vecchio y museos como los Uffizi, el Bargello o la Galería de la Academia, que acoge al David de Miguel Ángel.
Si te gustan las obras artísticas que datan del Renacimiento, te encantará Florencia, pues es la cuna mundial de dicho movimiento. El corazón de la ciudad está en la Piazza della Signoria, en la que se encuentra el Palazzo Vecchio, centro administrativo de la ciudad desde la época medieval, la Loggia dei Lanzi y la cercana Galería de los Uffizi, uno de los museos más importantes de Italia. A pocos minutos de dicha plaza se encuentra la Piazza del Duomo ubicada en pleno caso histórico de la ciudad. El suelo de la plaza  está recubierto de mármol de colores. Excepto la cúpula y los tejados de cerámicas naranjas, las paredes del templo están recubiertas de mármol toscano blanco, verde y rosa, lo que le da energía y viveza al edificio. El centro de la plaza lo marca la Basílica de Santa Maria del Fiore, catedral de Florencia y conocida por su cúpula de 45 metros de diámetro y 100 metros de altura. Obra maestra renacentista proyectada por Filippo Brunelleschi.

Ponte Vecchio, Florencia
En Florencia se halla una diversa colección de puentes preciosos, entre los que destacan el Ponte Vecchio por ser el más conocido y antiguo de Florencia. Desde allí puedes avispar las preciosas casas de colores que se encuentran a su alrededor y sentir cómo se detiene el tiempo al sumarte a la armonía que se respira en la ciudad. El Ponte Vecchio fue el único puente que sobrevivió a los bombardeos nazis de la ciudad de Florencia en la Segunda Guerra Mundial, y actualmente es uno de los símbolos más reconocibles y uno de los lugares más frecuentados por turistas. Es una costumbre típica de Florencia atar un candado a una de las vallas metálicas que se encuentran alrededor del puente, cerrarlo, y tirar la llave por el río. Dice la leyenda que si lo haces de la mano de tu pareja estarás unido a ella eternamente. También puedes visitar La Piazza della Signoria que fue construida con el fin de que el pueblo pudiese apreciar las obras de arte, sin ningún indicio de vandalismo, la plaza alberga esculturas celebres como la reproducción del David de Miguel Ángel.

No hay comentarios: